CON AMOR, NO HAY OBRAS GRANDES NI PEQUEÑAS

Wer Claín López Muñoz, las necesitaba y Fundacion Claraval, tuvo la posibilidad de hacer que suceda. Es por eso que gracias a Guadalupe del Socorro;

Obras Magistrales

logro mejorar la calidad de vida de quien llevaba mas de un mes accidentado. Junto a su esposo Limber Espinoza y mediante las gestiones pertinentes, pudieron adquirir unas muletas para un hombre quien presta servicios como guardia de seguridad en el Hospital General María Ignacia Gandulfo de Comitán, Chiapas.


Ya ven, una o cien la finalidad es la misma. HACER QUE SUCEDA.


Gracias, a quienes hacen el bien sin mirar a quien.


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo